Insidious: Chapter 3 – James Wang no anduvo por acá

Dicen que las segundas partes nunca superan a la primera, es discutible, sé de terceras que han hecho honor a la saga. Pero convengamos no siempre es así, más a menudo son solo un tirón más de una rentable franquicia. Una gansa que, estúpidamente, destripan buscando dónde se crean los huevos de oro y terminan sucediendo cosas como Insidius: Chapter 3.

Una jovencita (Stefanie Scott) que perdió a su madre busca contactarla a través de una médium. Y no cualquiera, porque Elise Rainier (Lin Shaye) posee un poderoso don que le permite ir y venir entre los dos mundos sin muchas dificultades. Pero sucede que ahora ahorita, no puede. La tragedia también está fresca en su vida.  El rechazo ante la simple explicación de que todo es finito, sea trágico o no, nos lleva a todo tipo de tonterías. Tal vez por eso existe el cuento de fantasmas. Es como una parábola con moraleja; no molestes a los muertos, podría decir; a ellos que deambulan añorando la vida, no le restriegues la tuya en su cara.

descarga

Dermot Mulroney y Stefanie Scott

Elise, teniendo como forma de vida el mediar entre vivos y muertos, no parece tenerlo muy claro. Trae con ella sombras que la acosan, sombras que quieren esa vida que ella es. Y entonces no podrá ayudar mucho a la joven. -Ella está allí, puedo presentirla- le dice a la anciana, como si la madre fuera el único fantasma en este mundo, y se va, sin poder saberlo.

Aquella sombra continuará apareciéndosele hasta lograr el cometido que la lleva a acosarla.

HkRH0

En fin, Leigh Whannell, escritor y director de esta cinta la tiene clara en su arranque. Propone un cruce entre las tinieblas en que andamos y el mundo oscuro que es la muerte y que poca dilucidación tiene. Nos dice que ambos mundos ignoramos por qué o para qué existimos; eso si, no por muertos dejaremos de ser malvados.

Cuando la joven Quinn tiene ese accidente que le da acceso al otro lado y las cosas se complican, se comienza a enmarañar un poco mantener esa rara mezcla de terror psicológico y drama familiar sobre perdidas, con dos personajes desperdiciados como el padre Sean Brenner (Dermont Mulroney) y su hermanito Alex (Tate Berney). De hecho se pierde ese drama y cae en la fácil tarea del “spooky”, el sustito facilón con cuerdas de soundtrack tan mentado en el cine americano, y la cinta se pierde en el limbo. Ahora todos sabremos que algo raro sucede, sabremos un poco más sobre Elise y el equipo que la acompaña, pero no de la manera que uno espera. Todos son traídos al show a la rastra (el equipo caza fantasmas; Angus Sampson y Leigh Whannell) , en donde repetirán los tópicos de las cintas anteriores sin una sola modificación, sin correr una coma.

Screen-shot-2014-10-23-at-11.47.06-AM-620x400

De las impresiones metafísicas pasamos a ser testigos de un film más sobre fantasmas a la Wang sin James Wang (aunque funge de productor), con el pasillo, la vieja y que sé yo que más. Cae hasta el aburrimiento de lo esperable y nos da la absoluta certeza de que no todos pueden hacerlo.

Las precuelas suelen, si no explicar, por lo menos arrojar nueva luz sobre personajes conocidos, como completando el retrato que de ellos poseemos. Pues aquí no. Parecen más caricaturas de ellos que ellos mismos, una lástima.

insidious_chapter_3_huge

En fin, Insidius comenzó con la fuerza de ser hasta cierto punto novedad de la mano de James Wang. Pues bien ya dejó de serlo. Novedad sería a esta altura que dejaran la saga en paz.

Anuncios

2 pensamientos en “Insidious: Chapter 3 – James Wang no anduvo por acá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s