[Review] Ex Machina

“El esfuerzo de utilizar las máquina para emular el pensamiento humano siempre me ha parecido bastante estúpido. Preferiría usarlas para emular algo mejor”

Edsger Dijkstra

Por @mauvais1

El test de Turing. Fue utilizado para demostrar la inteligencia de una computadora. Una máquina. Se supone un juez situado en una habitación, una máquina y un ser humano en otra. El juez debe descubrir cuál es el ser humano y cuál es el aparato, estándoles a los dos permitido mentir o equivocarse al contestar por escrito las preguntas que el juez les hiciera.

Gana un concurso. Una semana en la casa de ese genio, que retirado del mundo, experimenta. El helicóptero sobrevuela los valles de ese verde que si no lo ves, no crees en su existencia. Porque la casa se camufla en la espesura de los bosques, en la fantasmal neblina. Caleb (Domhnall Gleeson) observa ese mundo ya no a través de un monitor, el joven genio de la programación lo experimenta. Son sus emociones las que ahora importaran, las que Nathan (Oscar Isaac) necesita. Al ingresar en la cerrada y apartada mansión, la llamaremos así a falta de término más ajustado, porque es un poco hogar sofisticado y laboratorio de avanzada. El castillo de frankenstein podría decirse, pero es trillado y no del todo exacto. No son trozos humanos, no hay costuras.

Limpio, luminoso. La tecnología es, si se quiere un tanto extravagante, como su dueño. Que es al tiempo un poco asceta, científico y parrandero. Se presentan, se miden y comienza el experimento.

Ex-Machina-Movie

Alex Garland, debuta con esta cinta, en la que también elaboró el guion. Escritor de The Beach (2000), 28 Days Later… (2002) y Dredd en 2012. Nos transporta a este futuro cercano en donde el hombre logra ese último milagro que nos acerca al Olimpo. No solo la inteligencia artificial, si no que una dotada de razón y sentimientos. De un cuerpo que es capaz de experimentar sensaciones.

Nathan explica de manera casual y entre tragos y sonrisas que necesita saber en qué punto de su investigación se encuentra. Se hace llamar por su nombre de pila, convence a Caleb de que por una semana serán los mejores amigos. Le entrega una habitación confortable, hace o pretende, a su manera que el joven baje sus defensas. Prepara el terreno para ese ensayo que no deja de ser único aunque constantemente lo ningunee. Y entonces los presenta.

Ex-Machina

La habitación se ilumina con la tenue luz de un amanecer perpetuo, con ese jardín que no lo es y solo a través de un cristal se percibe. Está ahí y a la vez es falso.

Ava (Alicia Vikander) es por sus formas, una mujer; su piel es una malla metálica, sus pechos un artificio. El rostro de una humanidad shockeante. Frente a ella Caleb deja de ser el sujeto y se convierte en el confidente. Ava dejará de ser un androide, que es hasta apto para experimentar sanciones, para transformase en una mente maestra.

ex_machina-1200-80

Paso a paso, una historia se desarrolla, cambiando constantemente el sujeto a observar. Verás cómo ese trío muta y progresa hacia una consumación que bueno, es lo que debe. Tanto la maquina como el hombre está programado, hay instinto de supervivencia, de evolución. Una criatura creada para andar, solo creara otra a su semejanza.

Rodeados de una producción de excelente factura, ya sea por sus efectos especiales que rozan lo sublime. Ese cuerpo que se acerca a lo humano para que lo experimentemos nosotros como cercano, esos humanos que parecen lo contrario. Porque la vida está en Ava, en nosotros la decadencia. Geoff Barrow y Ben Salisbury hacen del soundtrack el cierre perfecto a esas imágenes que juegan entre lo cálido de la piedra y el sol y ese verde frío de valles, una paleta que muda de acuerdo a la proximidad del acero o la carne.

Ex-Machina-Official-International-Trailer-4

Una vez más la ciencia ficción se presta para narrar ese encuentro de dos mundos, ese ensayo sobre el creador y su mandato sobre el creado. La ginoide (androide femenino) y los dos hombres, entablan para el espectador esa discusión sobre las relaciones de poder.

Nathan es el dios creador, ese Efesto en su guarida enclavada en la tierra, Caleb el joven que experimentara la atracción prohibida y Ava la criatura que debe aprehender para sobrevivir ese nuevo mundo aun habitado por los viejos inquilinos. Estos últimos se revelaran como tantas veces lo hemos hecho ante nuestro padre omnipotente. Aniquilaran al progenitor para hacer surgir esa nueva generación que ambos concebirán. Los roles de género se trastocan, entra en juego un tercero que es el androide. Y entonces al finalizar la función uno se queda en la butaca mirando un punto fijo, creyendo comenzar a entender, que Garland es Nathan, que Ava es la pantalla, que Caleb es el film y nosotros los jueces.

Que la disfruten, nos la merecemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s