Leonard Nimoy: el adiós al hombre detrás de spock

I may not be

I may not be 

I may not be the fastest

I may not be the tallest

     Or the strongest 

I may not be the best

Or the brightest 

    But one thing I can do better

     Than anyone else… 

      That is

        To be me

Leonard Nimoy

    1931 –   2015

¿Quien puede resumir la vida de un hombre de 83 años en unas cuantas lineas? ¿Quien puede hacerlo cuando ese hombre es leyenda para tantos? Detrás de aquel oficial de orejas puntiagudas y rostro pétreo, hubo un artista que lo quiso todo y trato de serlo todo. Porque Leonard Nimoy, fue actor y director, pero también fue fotógrafo, músico y escritor y no de otra cosa que poesía.

Nació, porque es sencillo comenzar desde aquí, desde donde uno forja lo que será. Nació decía en 1931, hijo de un barbero judío, un hombre devoto de la ley y la toráh. y porque estamos destinados fue una estrella a los 8 años, cuando interpreto a Hansel en una producción de teatro infantil de Hansel y Gretel. y porque supo verlo, se quedó con su trupe local de teatro infantil hasta cumplir 16 años (Uno de sus directores durante ese periodo fue Boris Sagal).

leonard_nimoy_1952

Como toda Biografía uno acelera el tiempo y se olvidan aquellos detalles que tal vez él mas atesoró y solo ve lo obvio y sigue el camino en años y sitios. Entonces diremos que después de estudiar drama en Boston College y Antioch College, tomo clases de actuación con Jeff Corey en el Pasadena Playhouse. En 1950, Nimoy figuró en los créditos de “Kid Monk Baroni” y representó roles menores en producciones tales como Zombies of the Stratosphere (1951), Rhubarb (1951) y Them! (1954). Mientras hacía bolos en películas, se mantuvo gracias a una vertiginosa variedad de trabajos: repartidor de soda, diarero, vendedor de aspiradoras, mecánico de expendedores automáticos, empleado de una tienda de mascotas, taxista y couch de actuación.

Durante los 18 meses en el servicio militar en Fort McPherson, Georgia, actuó con el Atlanta Theather Guild cuando disponía de tiempo.

Estamos hechos de nuestra perseverancia, al empujarnos es cuando somos y volvió a Hollywood en 1956, se convirtió en un actor regular de los estudios Ziv TV, interpretando villanos en programas como Highway Patrol y Sea Hunt.

Durante un corto periodo, se especializó en obras Jean Jenet, (aquel que dijo “Oh atraviesa los muros;/si hace falta camina en el borde/De los techos, de los océanos; cúbrete de luz,/ Usa la amenaza, usa la plegaria,/Pero ven, oh mi fragata, una hora antes de mi muerte”.) Apareció tanto en la versión de teatro como en la película The Balcony and Deathwatch.

Y en 1963, el productor Gene Roddenberry, impresionado por la interpretación de Nimoy en un episodio de The Lieutenant, le prometió probar al actor de taciturna y melosa voz como un extraterrestre si se daba la posibilidad. Ese viejo zorro que ya tenia al oficial rondando sus escritos y que lo llevó, 2 años después, a firmar con Leonard para interpretar al oficial científico vulcano Spock en Star Trek. Criatura rechazada en sus comienzos, que defendió hasta transformarlo en el icono que es.

Leonard-Nimoy-leonard-nimoy-9475233-1000-840

Aunque al principio complacido con su rol, él pareció resentirse ante el hecho aparente de que el público lo percibía solo como Spock y nada más.

Después de la cancelación de la serie en 1969, Nimoy se unió al elenco de Mission: Impossible en el rol del maestro del disfraz París. Fue el reemplazo en la serie del interprete anterior Martin Landau, que irónicamente había sido pensado para interpretar a Spock. Cosas que pasan.

A principio de los 70´s, Nimoy comenzó a acumular créditos de director en series tales como Nigth Gallery. También hizo su primera aparición en Broadway en Full Circle en 1973.

Inevitablemente, volvió a interpretar a Spock, gracias a la creciente demanda popular que generaba el culto de Star Trek. Su reencuentro inicial con el personaje fue poner la voz en la versión animada de 1973, para luego relegar el personaje nuevamente al dedicarse enteramente a sus compromisos teatrales (la producción del unipersonal Sherlok Holmes), sus actividades de director y escritor y su intervención en la serie documental televisiva, “In Search Of….”

Finalmente en 1978, volvió a su personaje de Spock en la primera de las muchas películas de Star Trek. El personaje fue asesinado en la segunda película “The Wrath of Khan”, peroNimoy se quedó en la franquicia como director de las próximas 2 peliculas de Star Trek. Hasta la resucitación del inefable Spock en “Star Trek IV: The Voyage Home” (1986)

6a00d8341c630a53ef0120a778842a970b-550wi

En fin todo sigue el curso conocido. Ese rechazo hacia su criatura creció hasta torturarlo, con un costo casi tan alto como el que sufrió el gran Arthur Conan Doyle y su detective. Hacia ese Spock que dio a su autobiografía el titulo de “I´m not Spock” en 1977.

Dedicado a la poesía y a la fotografía, también volvió a dirigir películas que por supuesto no pertenecían al universo treki como por ejemplo “3 Men and Baby” (1987). También produjo y actuó en la película para TV de 1991 “Never Forget”.

Pero la vida es un circulo, y a aquel que tanto rechazó regresa poderoso en la leyenda, superado por ese personaje, tal vez se rinde o pacta, quien podría definirlo sino el mismo Leonard en su siguiente Bio que tituló con sencillez, porque simple era el desenlace “I´m Spock” (1995)

De aquí en mas, ese triunfal regreso en  “Star Trek” (2009), los doblajes series como The Simpson. Ese anciano de voz profunda habla desde el pasado se transforma ya no solo en un oficial científico, es un oráculo. Siempre a sido así para quienes superan su propia carne “Star Trek Into Darkness” (2013) es la voz de un pasado que pudo ser, hablando de un futuro, a si mismo, que podría no existir. Paradójico.

Me pregunto si Leonard Nimoy hubiera tenido esa oportunidad, que se habría dicho cuando con 8 años comenzó este viaje que concluye hoy 27 de Febrero de 2015. Tal vez al abrazar ese personaje, haya podido abrazar esa historia que fue forjada para eso. Fue mucho más, claro que si. Su poesía lo narra.

Por lo pronto, yo, este humilde reseñador, despide parte de su infancia. y sonríe ante la inmortalidad, que con tanta perseverancia busco, el Señor Spock.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s